El Gran Diario

Dos sueldos mínimos o más necesita el venezolano para rellenar su arepa

En el mostrador se encuentran los mismos clientes de siempre, la diferencia es que las ventas han bajado y lo que antes era la compra del día a día ahora se ha convertido en casi un lujo. Al menos dos sueldos mínimos necesita el venezolano para comprar los embutidos necesarios para satisfacer las necesidades básicas de su hogar.

Eusebio Fernández, encargado de una charcutería y venta de víveres en Caracas, comentó al equipo de Caraota Digital que el alto costo de los productos embutidos han hecho que las personas bajen su consumo. “Las ventas han bajado” lamenta, mientras que asegura que el modelo inflacionario por el que atraviesa Venezuela, ha hecho que los consumidores ya no hagan caso de marcas reconocidas, sino que por el contrario busquen precios accesibles más allá de la calidad del producto.

Rubros como el queso tipo blanco que en en su momento se trataba del más económico varía entre los 600 mil y los 800 mil bolívares, el queso amarillo ronda por los 900 mil bolívares y en el caso de los quesos madurados como el parmesano el precio se incrementa considerablemente llegando incluso hasta los 3 millones de bolívares por kilogramo.

Por su parte el jamón de marca media ronda los 900 mil bolívares el kilo. Si se habla de productos más costosos o considerados de lujo como curados, jamón de copa o chorizo rondan por los 2 millones o 3 de bolívares lo que se traduce en un golpe al bolsillo del venezolano común.

Your Header Sidebar area is currently empty. Hurry up and add some widgets.